GT1-LEAGUE

GT1-LEAGUE


You are not connected. Please login or register

FERRARI

Go down  Message [Page 1 of 1]

1 FERRARI on Mon 09 Feb 2009, 22:48



Ferrari comenzó a competir incluso en la prehistoria de la Fórmula Uno y una vez creado el Campeonato del Mundo de F1 en 1950, el equipo de Enzo Ferrari se convertía en una de las escuadras dominadoras. El primer año en el Campeonato fue muy fructífero, Alberto Ascari y José Froilán González lucharon con Alfa Romeo en 1951 con Ascari cediendo únicamente en la última carrera ante Juan Manuel Fangio. Ferrari estuvo listo para cuando las autoridades deportivas decidieron pasar a la reglamentación de 2 litros. Ascari dominó en 1952 y 1953, pero cedió ante Maserati y Lancia cuando se introdujo la reglamentación de 2.5 litros. A la conclusión de la temporada 1955, Ferrari superó a Lancia con Fangio pilotando el D50 y sumando tres victorias que le otorgaban su cuarto título. Fangio se pasó a Maserati en 1957 y lamentablemente Ferrari no fue capaz de ganar ninguna carrera sin el piloto argentino.

En 1958, el nuevo monoplaza, el Tipo146, bautizado como 'Dino' por el hijo de Enzo, devolvió a Ferrari al primer plano de la F1. Muchos aficionados consideran a Stirling Moss como el auténtico campeón de aquella temporada, pero lo cierto es que el título fue para Mike Hawthorn y Ferrari en la última carrera del campeonato. En las dos temporadas siguientes el dominador fue el equipo Cooper, pero Ferrari recuperó la supremacía en 1961 con el nuevo 1.5 litros Tipo 156 'morro tiburón'. La tragedia golpeaba a Ferrari con la muerte del gran Wolfgang von Trips en el Gran Premio de Italia. Pero el otro piloto del equipo italiano, Phil Hill, conseguía la victoria para Ferrari.

John Surtees fue el siguiente piloto en ganar el título para la marca italiana, en 1964, lo que le hizo mundialmente famoso al ser el único piloto capaz de haber sido Campeón del Mundo sobre dos y cuatro ruedas. En 1966 se introducían los motores de 3 litros y Ferrari volvía a tener problemas, en esta ocasión intentando igualar el rendimiento del excelente DFV de Cosworth, que debutó en 1967. Durante las ocho siguientes temporadas, Ferrari ocupó un lugar medio en la parrilla exceptuando los éxitos aislados de Jacky Ickx y una victoria de su compañero Clay Regazzoni en el GP de Italia de 1970.

Un rápido, pero inexperto Niki Lauda llegaba a Ferrari en 1974 y aunque en esa primera temporada era superado por Emerson Fittipaldi y McLaren, en 1975 le devolvía el título a Ferrari y lo habría ganado también un año después de no haber sido por su terrible accidente en Nurburgring. Finalmente el campeonato fue por un solo punto de diferencia para su compañero James Hunt. En 1977 Lauda volvía a adjudicarse el título para Ferrari. Jody Scheckter también ganaba la corona mundial para la marca italiana en 1979 superando a su compañero Gilles Villeneuve y a pesar de haber ganado sólo dos carreras por las tres del canadiense.
En la última parte de la temporada, el 312T4 se vio superado por el Williams de Alan Jones y la temporada siguiente el T5 fue un desastre. Los motores turbo de 1.5 litros empezaban entonces a aparecer y Ferrari producía el 126C. Villeneuve consiguió algunas victorias con este motor como las de Mónaco y El Jarama. El equipo optaba entonces por contratar a un diseñador británico, Harvey Postlethwaite, y su diseño en 1982, el 126C2, fue la referencia en la parrilla. Pero de nuevo la tragedia se cruzaba en el camino del equipo italiano, ya que Giles Villeneuve moría trágicamente en una sesión de entrenamientos en Zolder, mientras que Didier Pironi resultaba herido en Hockenheim cuando lideraba el Campeonato. Aunque Ferrari acababa ganando el título de constructores aquel año y también el siguiente, la corona de pilotos se les escapaba.

Después de una serie de infortunios, Michele Alboreto volvía a rendir a un nivel competitivo con un Ferrari en 1985, pero en 1988 llegaba la muerte de Enzo Ferrari a la edad de 90 años. Enzo ya no pudo ser testigo de la gran batalla que dilucidaron por el título mundial en 1990 Alain Prost y Ayrton Senna. Prost ganó cinco carreras aquel año, pero finalmente el título fue para Senna tras imponerse en extrañas circunstancias en la última carrera de Japón.

Cuando Michael Schumacher se incorporó al equipo en 1996, los Tifosi no lo recibieron con excesiva euforia. Sin embargo son muchos los que creen que el piloto alemán fue capaz de cambiar el equipo y con el apoyo de Jean Todt consiguieron que la Scuderia ya fuera competitiva a finales de esa primera temporada. Con cinco victorias en 1997, Schumacher ya optó al título, pero lo perdió en la última prueba de la temporada tras protagonizar un accidente con Jacques Villeneuve.

En 1998 las esperanzas de los tifosi de volver a ver un piloto de Ferrari Campeón del Mundo renacían con Schumacher, pero nuevamente el piloto alemán se quedaba con la miel en los labios al calarse su F300 en la parrilla de la última carrera. McLaren Mercedes fue el equipo dominador un año después y Schumacher luchó cuanto pudo hasta el grave accidente que sufrió en el GP de Gran Bretaña, donde se fracturó una pierna y eso le obligó a perderse gran parte de la temporada. Su compañero Eddie Irvine tomó el relevo del alemán, pero no pudo arrebatarle el título de pilotos a Mika Hakkinen, aunque sí hizo realidad el Mundial de Constructores para Ferrari.

Michael Schumacher vio por fin sus sueños hechos realidad en el 2000 cuando dominando la temporada desde la primera carrera celebrada en Australia, finalmente se hizo con el campeonato de pilotos en el año 2000 en la antepenúltima carrera de la temporada. Este título vino seguido por el de constructores en la carrera siguiente, y así el equipo Ferrari consiguió los dos campeonatos. La temporada 2001 de nuevo fue dominada por Michael Schumacher, que consiguió su cuarto campeonato del mundo, el segundo consecutivo con Ferrari. Nunca un piloto de Ferrari había logrado el título tan pronto en una temporada desde 1953. En 2001, Ferrari consiguió su tercer título consecutivo.

En el 2002 el Campeonato estuvo dominado de principio a fin por Michael Schumacher y su equipo. El piloto alemán se alzaba con su quinta corona mundial igualando el histórico record de Juan Manuel Fangio, mientras que su compañero Barrichello se hacía con el subcampeonato. Ferrari sumaba su cuarto título de constructores consecutivo. Lo cierto es que la escudería italiana fue pulverizando un registro tras otro y acababa el 2002 con 15 victorias en las 17 carreras disputadas.
El 2003 no fue un año fácil para Ferrari. A pesar de que finalmente tanto Michael Schumacher como el equipo italiano consiguieron revalidar sus respectivos títulos, los cambios introducidos en la reglamentación dificultaron mucho las cosas para Ferrari y no fue hasta la última carrera de la temporada, el GP de Japón, cuando el piloto alemán pudo celebrar su sexto título mundial.

Probablemente no existan adjetivos superlativos suficientes para describir la impresionante temporada que completó la Scuderia Ferrari en el Campeonato del Mundo 2004. Quince victorias de 18 posibles, 29 finales sobre el podio, 32 puntos fuera de las tres primeras posiciones y sólo dos averías que impidieran acabar una carrera a alguno de sus pilotos. El Ferrari F2004 fue un monoplaza impresionante y de hecho el nuevo coche para el 2005 debía ser un desarrollo de su predecesor.

La temporada 2004 arrancó de la mejor forma posible para el equipo italiano, ya que Michael Schumacher se adjudicaba la victoria en Melbourne por delante de su compañero Rubens Barrichello. Schumacher se imponía también en las cuatro carreras siguientes y sólo veía frenada su racha triunfal en Mónaco, donde protagonizó un incidente con el Williams de Juan Pablo Montoya.

Los siete siguientes Grandes Premios volvieron a ser para Michael Schumacher, que llegó a Spa Francorchamps con opciones de alzarse con su séptimo título y lo consiguió. El segundo puesto en el GP de Bélgica por detrás del finlandés Kimi Raikkonen fue suficiente para sumar un nuevo título de pilotos.

Pero la impresionante racha de resultados con seis títulos mundiales de constructores consecutivos para Ferrari y cinco de pilotos para Schumacher tocó a su fin en el 2005. La temporada fue realmente pobre para el equipo italiano, que nunca fue capaz de presentarle batalla a sus dos grandes rivales, Renault y McLaren. La larga y estrecha colaboración entre Ferrari y Bridgestone sufrió un duro revés cuando el fabricante japonés se vio claramente superado por su rival Michelin. Como resultado de todo ello, Schumacher sólo sumó un triunfo y además fue en un estrambótico GP de Estados Unidos en el que sólo tomaron parte los equipos de Bridgestone. Finalmente Ferrari concluía la temporada en una discreta tercera posición.
Ferrari volvió muy fuerte en 2006, cuando Schumacher consiguió victorias consecutivas en Imola y Nurburgring. Las victorias seguirían en Indianapolis, Magny Cours y Hockenheim, colocando tanto a Schumacher como al equipo en posición de luchar por el campeonato.

Felipe Massa consiguió su primera Pole Position y victoria para el equipo en Turquía, mientras Schumacher lograba los laureles en Monza y China. En el Gran Premio de Japón el motor de Schumacher falló cuando lideraba la carrera. En una nube de humo, se esfumaban sus opciones de un octavo título mundial. Massa dominaría su carrera de casa en Brasil, terminando su primera temporada con Ferrari con un gran resultado, mientras Schumacher realizó una carrera impresionante terminando cuarto después de sufrir problemas en calificación y un pinchazo al inicio de la carrera.

Ferrari tenía que enfrentarse a la vida sin Schumacher, ya que el alemán decidía retirarse tras la conclusión de la temporada 2006. El equipo italiano firmaba a Kimi Raikkonen como nuevo compañero de Massa, mientras que el Director Técnico, Ross Brawn, también hacía las maletas y dejaba la Scuderia, siendo sustituido por Mario Almondo. Stefano Domenicali se convertía en el nuevo Director Deportivo.

A pesar de los cambios, Ferrari completaba una muy buena temporada 2007 viéndose beneficiado por el mayor conocimiento que tenía de los neumáticos Bridgestone, que se convertía en el suministrador único del Campeonato. Raikkonen iniciaba de la mejor forma posible su etapa en Ferrari, ya que lograba la victoria en su primera carrera en Melbourne, a la que después le seguirían sus triunfos en Francia, Gran Bretaña y Bélgica. El título todavía parecía estar muy lejos, pero las victorias en China y Brasil, mientras Lewis Hamilton fallaba en ambas carreras, fiinalmente le daban su primer Campeonato Mundial a Kimi Raikkonen.

El F2007 fue un coche muy competitivo en los circuitos rápidos, pero no tanto como el de sus rivales de McLaren en los trazados más técnicos. Felipe Massa ganó tres Grandes Premios y finalizó el Campeonato en cuarta posición, mientras que el equipo se adjudicó el Mundial de Constructores después de que McLaren fuera descalificado por el escándalo de espionaje.

De cara a la temporada 2008, Raikkonen y Massa seguirán siendo los pilotos de Ferrari y dispondrán de un F2008 que por lo visto en la pretemporada podría ser el coche a batir este año.


_________________

ADMINISTRADOR DE GT1 LEAGUE
View user profile http://gt1-league.foroespana.com

Back to top  Message [Page 1 of 1]

Permissions in this forum:
You cannot reply to topics in this forum